Hoy os quiero contar la receta de mi súper ensalada de pasta, aguacate y tomate.

Es una mezcla de sabores única, súper refrescante, saciante y llena de nutrientes: proteínas y omega 3  del atún, grasas saludables  del aguacate y del  aceite de oliva, cereales integrales  ricos en fibra (y la opción de hacerlos con pasta sin gluten), y los antioxidantes de los tomates, la verdura del verano por excelencia… ¿que más se puede pedir?

Con el calor que sigue haciendo, y las pocas ganas de cocinar a la vuelta del verano, poder preparar recetas como esta, como plato único y en menos de 15 minutos, es algo de lo más socorrido ¿verdad? Además es una opción súper cómoda para llevarte a la ofi, si ya has empezado la vuelta al “cole”.

No nos olvidemos también, que muchos han empezado este mes de Septiembre sus vacaciones, así que al llegar de la playa o de la piscina, poder prepararnos esta deliciosa ensalada en menos de 15 minutos mientras nos tomamos un gazpacho, batido o zumo verde (vale o una cervecita… ), es un punto “añadido”.

Esta ensalada es para ti si:

  • Te gusta cuidarte todo el año, aunque no tienes mucho tiempo para cocinar.
  • Lo tuyo no es “Master Chef” y prefieres las recetas fáciles.
  • Adoras los platos únicos y equilibrados.
  • Te llevas la comida al trabajo.
  • Te chifla llevarte la comida a la playa o la piscina.

 

¿ Nos ponemos manos a la obra? Ensalada de pasta, aguacate y tomate:

 

Ten a mano los siguientes ingredientes:

  • Pasta integral* de espelta, trigo sarraceno, kamut , del  tipo macarrones, fusillis (tornillos) o farfalle (lacitos)  (150 gr ) o dos calabacines medianos.
  • Un aguacate grande *
  • Un paquete de tomates cherry (250 gr)*
  • Atún en aceite de oliva en tarro de cristal *
  • Aceitunas negras para decorar
  • Vinagre de manzana
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • Sal con hierbas baja en sodio (tipo Herbamare)

 

Preparación:

  • Cocer la pasta al dente según el tiempo de cocción que marque en el paquete, y enfriarla bajo el grifo. Si eliges elaborar pasta “cruda”, necesitas una mandolina o mejor un spirulizer, para hacer los espaguetis con los calabacines, previamente lavados y pelados.
  • Mientras, lavamos los tomates y los  partimos por la mitad, pelamos y troceamos el aguacate, y cubrimos con el atún escurrido ( guarda el aceite).
  • Enfriamos la pasta bajo el chorro de agua fría, y añadimos a la mezcla anterior.Aliñamos con AOVE y vinagre de manzana.aderezamos con la sal de hierbas. Decoramos con aceitunas negras y listo.
  • Guarda en la nevera sino la  vas a comer de inmediato.

 

Tips de cocina y más…

  • La pasta al dente (un poco durita por dentro), es como mas buena esta y ! atención ¡como menos engorda porque no libera tanto almidón. Las preparaciones “cortas” como macarrones, fusilis, etc van mejor para elaborar pastas y para recetas con poca salsa (credo de los italianos que son los expertos). Te recomiendo que pruebes las opciones “sin gluten” elaboradas con maíz, arroz, un descanso para tu sistema digestivo. Si quieres aligerar la receta o lo tuyo es lo paleo elije la pasta de calabacín.
  • El revestimiento blanco que llevan las latas esta lleno de bisfenol A,  un potente disrruptor endocrino nada saludable. Elige atún envasado en cristal , el  aceite de oliva virgen, lo podrás usar para aliñar la ensalada, que esta muy sabroso.
  • Los tomates y calabacines si los compras bio o del terreno mejor que mejor.Más sabor menos tóxicos.
  • Si te llevas la  ensalada  a la playa , piscina , etc manténla en frío y añade el aguacate cuando te la vayas a comer para que no se ponga negro ( se oxida con el calor súper rápido y coge un color marrón nada apetecible) o ponle un chorro de limón extra por encima. Guarda lo que sobre del aguacate con el hueso, para protegerlo. ¿ Cómo saber que un aguacate está en su punto? Pues lo tocamos por los extremos y se debe poder ablandar,y su piel es oscura tirando  a negra.
  • Esta receta es para dos personas  (o para una con mucha hambre).

 

Feliz Septiembre

 

Si tuviera que quedarme con una tarta sería una cheesecake con fresas (bueno las de manzana también me apasionan),  aunque he de reconocer que los dulces no me sientan nada bien, parece que mi cuerpo huye de los azucares refinados, así que sólo los tomo en contadas ocasiones.

Recuerdo que al mudarnos, nos invitaron a cenar los vecinos. ¿Qué llevamos sino los conocemos de nada?

Mi marido se fue expresamente a la mejor pastelería de la cuidad a comprar unos pasteles. Y cuando llego el momento del postre… la vecina era vegana y el vecino alérgico a la lactosa…¡nos lucimos¡

Bueno la verdad es que fue divertido (me subí corriendo a por una sandia que tenía en la nevera) o eso creo porque por aquel entonces apenas dominaba el idioma.

Así son los nuevos tiempos, hay que tener en cuenta alergias, tendencias, religiones, etc  a la hora de comprar o cocinar para los demás. En realidad, para mi hacerlo es una forma de honrar a mis invitados, aunque reconozco que a veces me vuelve loca. En especial para las personas que por motivos de salud (alergias o intolerancias), tantas veces han de privarse de un dulce, he creado esta receta , la nueva versión de la cheesecake… ya se sabe ¿ no? que a nadie le amarga un dulce.

Esta tarta la hicimos en el curso de cocina crudivegana que impartí hace ya tiempo en el centro Terapiados Valencia . Fue un rotundo éxito. Hasta que no la probaron no daban crédito. No te voy a mentir, no esperes el sabor de esa tarta de queso que probaste en tu viaje a NYC, eso solo lo consiguen toneladas de azúcar y queso… pero si un aroma fresco, diferente, ligeramente dulce… una delicia para el paladar que además tu cuerpo agradecerá, esta llena de alimentos muy ricos en nutrientes saludables.

¿ Quieres saber como hacerla? ¿Como dejar con la boca abierta a tu amiga vegana? ¿ Y tu a tu cuñada alérgica al huevo? ¿ Es posible que además de deliciosa sea sana?

Adelante, en cinco pasos súper fáciles  te enseño como hacer esta versión de la cheesecake de los nuevos tiempos,

 

Prepara los ingredientes:

Para la base:

  • Una taza  y media  de almendras crudas sin piel
  • Una taza de dátiles sin hueso

 

Para el relleno:

  • Dos tazas de anacardos crudos (remojados unas ocho horas antes)
  • El zumo de dos limones pequeños.
  • Una cucharada de levadura de cerveza
  • 50 gramos de aceite de coco

 

Para el topping:

  • 8 fresas
  • Sirope de ágave
  • Aceite de coco

 

Ten a mano los siguientes utensilios:

  • Molde desmontable
  • Papel de horno o plástico transparente
  • Batidora potente

 

Manos a la obra:

Tritura los ingredientes de la base hasta obtener una masa homogénea con la ayuda de una batidora de vaso, thermomix o similar. Los dátiles ayudarán a ligar  las almendras y además aportan el  dulzor a esta deliciosa tarta. Tiene que quedarte una textura, como si fuera una base hecha de galletas. En el molde elegido pondremos una base con papel de horno  o transparente, y así será mucho más fácil desmoldarla.

Con la ayuda de una espátula o una cuchara grande vamos echando la base a la vez que la vamos alisando. Presiona bien  con tus manos para que quede uniforme. Refrigeramos mientras vamos haciendo el relleno y el topping.

Nota:  Los anacardos deben de estar remojados con anterioridad (unas ocho horas o desde la noche anterior) para que tengan una textura suave y sean más fáciles de triturar.

Con la ayuda de una batidora hacemos nuestro relleno. Pon todos los ingredientes  y tritura hasta obtener una mezcla cremosa. Tiene que quedar como si fuera un queso tipo Philadelfia (de untar ). Seguro que  te preguntaras ¿ para que echaremos  la levadura de cerveza? ¿ a que si? En la cocina vegana se utiliza mucho porque su sabor recuerda al queso (prueba también a sustituirlo como queso rallado, como en la receta de pizza y peli que tienes ya colgada en el blog)

Vertemos la mezcla sobre la base ya elaborada. Otro truquito: da unos toques suaves al molde para evitar burbujas.

Refrigeramos como  mínimo una hora.

Ahora sólo queda hacer el topping o la cobertura:

Tritura las fresas sin las hojitas verdes con un chorro de sirope de agave, y añade aceite de coco, para que tenga una textura como de gelatina y cubre por encima la tarta.

Sacamos unos quince minutos antes de servir. A mi me gusta servirla con una infusión, ahora en verano prueba a hacer té verde helado…

Disfruta de cada cucharada de esta cheesecake de la nueva generación..

 

Si claro, estarás pensando, toda la vida escuchando que las grasas son malas y que engordan una barbaridad y ahora resulta que hay grasas buenas y que además nos ayudan a perder peso… esto es una broma ¿no?

La comida light, los productos bajos en grasa, los desnatados, etc, han ocupado una parte importante del carrito del súper de todas nosotras …¿ a que sí ?. En las décadas anteriores, huíamos de todo lo que contenía grasa como de la peste… Nos lo repetían a modo de mantra desde todos los lugares… si quieres estar sana y delgada  olvídate de las grasas.

Pero ahora bien, actualmente la ciencia ha demostrado que muchas de ellas son en realidad “nuestras amigas”, mejoran la absorción de las vitaminas A, E,D, y K , nutren a nuestro cerebro, que esta compuesto en un 60 % de grasa y además nos ayudan a estar delgadas: una dieta con buenas grasas produce mas saciedad y además es más sabrosa, con lo que es menos aburrida y lleva a menos abandonos.

Pero no queda aquí la cosa, hoy en día tenemos un nuevo enemigo a batir …los hidratos de carbono… ¿no os parece una locura?, ahora todo es low carb o bajo en carbohidratos… Seamos sensatos y aprendamos a elegir según la calidad y no la cantidad… No toda las grasas son iguales, ni tampoco los hidratos (ya nos encargaremos de ellos en otro momento).

Las denominadas  grasas “trans” como las que contienen las margarina, los productos procesados y  horneados, son creadas por un proceso industrial, que transforma un aceite en algo solido, incrementando el colesterol malo y el riesgo de enfermedad cardio vascular.

En cambio, algunas de las  no menos famosas “grasas saturadas”, las mínimamente procesadas,  parecen no ser tan dañinas, proporcionando energía, formando parte  de la células y  hormonas…

En resumen debemos tomar grasas “buenas”, para sentirnos y vernos mejor.

¿ Quieres saber que alimentos contienen las mejores grasas? ¿ Que grasas te ayudan en tu dieta? ¿ Y te mantienen delgada? Pues aquí tienes la selección de los alimentos con “buenas grasas”… ¡Espero que no falten en tu cocina!

Aguacate  Esta especie a caballo entre fruta y verdura, es una fuente maravillosa de grasas monoinsaturadas, que reducen el colesterol malo y aumentan el bueno. Y aún hay más…a pesar de ser tan ricas en grasas y calorías, se ha demostrado, que comerlas ayuda a perder peso  y en especial barriga…¿ no es alucinante?. Yo tomo casi a diario aguacate, y mi tripa esta plana así que ! doy fe de ello ¡. Cambia la mayonesa por aguacate chafado en tus sandwiches y tostadas o añádelo a tus ensaladas con hierbas y limón y tendrás una salsa súper cremosa.

Aceite de coco Hace ya muchos años, cuando apenas se conocían sus propiedades, me enorgullece de haber ya escrito sobre sus bondades  y aunque tuve mis  detractores en su día, el tiempo y la ciencia me han dado la razón. El aceite de coco, es una fuente natural de grasas saturadas de  cadena media, que facilitan energía al cuerpo, y mejoran la memoria. Además contiene ácido laurico, con propiedades antivirales y antibacterianas. Elige aceite de coco de calidad (no el de la bollería industrial). Recuerda que es solido o líquido dependiendo de la temperatura exterior. En la cocina añade una cucharada de postre a tus batidos del desayuno o úsala para sellar carnes o pescados o para hacer repostería ( próximamente la receta de la tarta de queso vegana más deliciosa del mundo, elaborada con aceite de coco). Es un aliado excepcional de belleza.En  verano mantén hidratado tu pelo, poniendo un poco de aceite de coco en las puntas, antes de sumergirte en el mar o la piscina…además ¿hay algo más veraniego que su olor tan tropical?.

Nueces Si, los frutos secos tienen muchas, muchísimas calorías, además de fibra, proteínas vegetales, vitamina E y magnesio. Lo curioso es que se ha visto que los que los  consumen  a menudo en cantidades moderadas ( 5 -8 piezas), son más generalmente delgados, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovaculares y de diabetes tipo 2. Veintinueve  almendras tienen las mismas calorías que ocho  avellanas. Consúmelas antes de entrenar o como tentempié. Recuerda: sin salar, sin tostar, y mejor recién extraídas  de su cáscara.

Salmón El salmón salvaje, es una fuente excepcional de grasas, omega 3. Estas ayudan al organismo a reducir procesos inflamatorios y a disminuir el riesgo de canceres y enfermedades cardíacas .No nos olvidemos de otras fuentes estupendas como las sardinas, caballa, boquerones… En casa comemos salmón al menos dos veces por  semana (mi hijo mayor lo llama el pescado de los osos, y cree va a ser tan fuerte como ellos si lo come… ¡estoy segura de ello!). Prueba el salmón de lata, en lugar de atún para tus ensaladas, aliñado con mostaza de Dijon , hierbas y semillas de girasol..yummi, yummi. En cenas rápidas toma salmón ahumado de buena calidad y mejor si es bio, sobre unas tostaditas de pan de espeta y añade queso fresco y canónigos con una gotitas de limón…

 

¿Sabes que los pescados azules se reconocen por que su cola acaba en V?

Buenos y veraniegos días!!!

Muchos me habéis preguntado por las recetas de gazpacho y tabulé que aparecen en el post sobre barbacoas veraniegas, y con mucho gusto os las vuelvo a compartir. Que seria de un verano sin gazpacho! Creo que podría vivir solo de esta bebida mágica, en los meses de calor… Y llegar de la playa y la piscina y disfrutar de una refrescante ensalada elaborada con los tomates rojos de las costa del Mediterráneo, es un placer de dioses… Se me hace la boca agua de pensarlo…

Gazpacho crudivegano: La receta de la sopa fría por excelencia: el gazpacho. Después de años he encontrado la formula perfecta.

Ingredientes para 6 raciones:

  • 1 kilo de tomates rojos tipo valenciano o raff con piel madurados al sol
  • 1/2 cebolla fresca mediana ( 40 gr)
  • 1 diente de ajo sin la parte central
  • 70 gr de pepino parcialmente pelados
  • 30 gr de pimiento verde ( medio tipo italiano mediano)
  • 50 gr de aceite de oliva de primera presión en frío
  • 30 gr de vinagre de manzana ecológico
  • Sal Marina
  • Agua

 

Triturar todos los ingredientes con una batidora de vaso, thermomix o una batidora de brazo, excepto el agua que se añadirá al final según queramos consistencia. Queda un precioso color rosado y no notaras que no hay pan por su textura cremosa. Servir con trozos de pepino, tomate, pimiento al gusto si lo sirves como primer plato . Para un toque especial añadir cominos que además nos ayudarán a digerir mejor el pepino y el pimiento. Elige verduras ecológicas para asegurarte un plus de sabor y vitaminas.

 

Tabouleh de quinoa La quinoa es un grano muy rico en proteínas y libre de gluten. El perejil desintoxica los riñones, previniendo la retención de agua. La salsa elaborada con limón, es ligera y ayuda a expulsar mucosidades retenidas del invierno y drena toxinas hepáticas. Apto para veganos y libre de gluten . Se podrían elaborar con trigo bulgur o cous cous integral, recordando que si contienen gluten.

Ingredientes (4 personas):

  • 1 taza de quinoa integral ( lavada y escurrida)
  • 1,5 tazas de agua mineral
  • ¾ taza de perejil picado
  • 1 taza de tomates cherry en mitades
  • 2 cucharas soperas de menta fresca
  • Zumo de ½ limón*
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Un poco de cayena en polvo * Está delicioso cambiando el zumo de limón por naranja y añadiendo canela y comino. Para un plato completo añade un puñado de legumbres ecológicos cocidos.

 

Preparación: Cocer la quinoa con el agua durante 20′ a fuego medio-bajo, trasladar a un bol para que se enfríe, añadiendo el zumo de limón y el ajo en trocitos muy pequeños. Combinar con el resto de verduras e hierbas frescas y regar con el aceite, las especias y la sal. Reposar en la nevera 1-2 horas. Calorías por ración= 237 Acompañada de fruta, constituye una cena ligera. Apta para veganos y libre de gluten. ¡¡¡Buen provecho!!!

Ya esta aquí el verano (o al menos eso dice el calendario)… poco a poco todos empezamos a hacer maletas soñando con la playa, la montaña, esa ciudad perdida…¡ que ganas de desconectar de la rutina!, aunque seamos sinceros las vacaciones con niños, no son lo que se dice del todo relajantes…¿ por que se despiertan igualmente a las 6 am si se van a la cama tan tarde? …¿Me sigues verdad?… Hacer una barbacoa con mis amigos, es uno de mis planes favoritos en esta estación… y sino te puedes ir este año fuera, al menos comer o cenar al aire libre te conecta con el buen  tiempo… y el buen humor.

Recuerdo las barbacoas con mis amigos: chorizo, morcilla, panceta, patatas fritas y sangría… me lo pasaba en grande pero vamos, que sano lo que se dice sano no eran… claro que luego quemábamos todo bailando hasta el amanecer… otros tiempos. Ahora he buscado nuevas recetas, más sanas pero no menos sabrosas, que quiero hoy compartir contigo, además de algunos trucos y consejos para una velada entre amigos inolvidable…

 

Trucos y recetas para una barbacoa veraniega

  1. Aperitivo: Mientras esperamos a que se prepare el fuego de la barbacoa pon un bol de nachos naturales  para untar con guacamole y/ o  humus. Mejor no pongas nada que lleve huevo o leche  para ahorrarte alguna infección estival.
  2. Ensalada:  La noche anterior puedes preparar una ensalada de trigo bulgur o cous cous  llamada tabouleh*, es una ensalada súper fresca que va con todo.
  3. Gazpacho* : Sin duda el rey del verano, no podía faltar en este evento como entrante
  4. Verduras para acompañar carnes y pescados: mazorcas de maíz, espárragos trigueros, calabacín, berenjenas, pimientos rojos, patatas (envueltas en un trocito de papel aluminio) ¿Has probado las endivias a la parrilla?
  5. Postre: No pueden faltar sandia o melón. Puedes prepararlos sacando pequeñas bolitas o haciendo brochetas. El helado sería el broche final de la comida, opta por sorbetes de mango, limón…y para los niños de vainilla, chocolate, stracciatella .
  6. Compra vajilla, vasos, servilletas de un solo uso, pero por favor , que sean “monas”… si es por la noche pon velitas por la mesa…
  7. Aquí tienes algunas de mis recetas para barbacoa favoritas:

 

Brochetas pollo marinadas con especies y leche de coco 

  • Ingredientes: 800 g de pechuga de pollo troceada 4 cucharaditas de polvo de cúrcuma 4 cucharaditas de polvo de curry 4 cucharaditas de sal 8 cucharaditas de azúcar moreno 80 dl de leche de coco 1 vaso pequeño de aceite de sésamo ( o de girasol) Para la mezcla : 1 cucharada de raíz de cilantro 1 cucharada de ajo picado 1 cucharada de pimienta 1 cucharada de lemon grass
  • Preparación En primer lugar, adobamos los trozos de pollo con la mezcla a base de raíz de cilantro, ajo, pimienta, lemon grass y leche de coco. Espolvoreamos con el polvo de cúrcuma y el de curry. Agregamos poco a poco la leche de coco y amasamos todo bien para que se impregne. Espolvoreamos con sal y azúcar y echamos el aceite. Revolvemos bien. Dejamos macerar durante 3 horas aproximadamente Montamos la carne en las brochetas y ponemos al grill, por todos los lados hasta que veamos que se han dorado.Estas brochetas también las puedes hacer de pavo. Las carnes blancas  quedan mejor si están marinadas, para que no queden secas.Un sabor diferente y único de la cocina thai. Se pueden acompañar de una salsa de cacahuete y nata vegetal.

 

Marinada griega ( receta de mi amiga Anna T ).

  • Ingredientes: Un vasito de aceite de oliva virgen extra (AOVE) Zumo de limón Sal Orégano seco Pimienta recién  molida Mezclar y listo. Es la marinada clásica que va de maravilla con chuletas de cordero, doradas, lubinas, calamares, sepias…un toque fresco y ligero. Prueba a añadir ajo y alguna guindilla si te gusta un toque picante… Aprovecho para compartir otro truco de las barbacoas griegas (¡gracias amiga por enseñarme los trucos de tu segunda patria¡)… cuando lo probé me enamoró su sabor… pon pulpo fresco en la parrilla, y al sacarlo  echa por encima un poco de sal gruesa tipo Maldom), AOVE y un chorro de vinagre de Módena… uhmmmm.

 

Brochetas ligeras de langostinos y pescado

  • Ingredientes Una rodaja gruesa de pescado de carne firme: bonito, atún, salmón, pez espada, emperador o rape. 12 a 20 colas de langostinos o gambas (2 a 3 por brocheta) 1/2 cebolla 1/2 pimiento 3-4 tomatitos cherry (medio por brocheta) Especias al gusto (sal, pimienta negra, ajo, guindilla, jengibre, cilantro, albahaca, aceite aromáticos) + un chorrito de zumo de limón o lima . Palitos de madera, bambú o metal para brochetas
  • Preparación Empezamos troceando el pescado: cortamos con un cuchillo afilado siguiendo la espina central, salen cuatro buenos trozos de pescado que cortaremos en cubos de un tamaño similar. Quitamos la cáscara a las colas de los langostinos. Cortamos la cebolla y el pimiento en cuadraditos de un tamaño similar al ancho de los tacos de pescado y los tomates cherry a la mitad. Montamos las brochetas: empezamos pinchando un trozo de cebolla o pimiento, luego un taco de pescado, otro trozo de cebolla o pimiento, una cola de langostino, otro trozo de cebolla o pimiento…y finalizamos con medio tomate cherry. Ponemos las brochetas y  dando una vuelta cada 3 o 4 minutos hasta que veamos que están bien hechas por todas partes. Añadimos las especias (y unas gotas de zumo de lima, si queremos) y servimos . Si las vais a hacer en el horno y vais a utilizar brochetas de madera, os aconsejo dejarlas en agua durante 20 minutos antes de usarlas. De esta forma evitaréis que se quemen.Ten en cuenta que son más fáciles de cocinar y comer si las llenamos sólo 2/3 del largo del pincho.

 

¿ Nos cuentas tus recetas para barbacoa que más triunfan? !Buen apetito¡…¡Guten Apetit¡

Hace ya mucho tiempo que no bebo leche de vaca…excepcionalmente tomo leche fresca biológica, su sabor me  transporta a la infancia (el lechero la traía a a casa de mi  abuela , donde la cocía en un puchero blanco… nos pegábamos por comer la nata a cucharadas).

A muchas personas no nos sienta bien, porque con los años desaparece una enzima que ayuda a digerir la lactosa, provocando  esa sensación de plenitud (hinchada como un ¨globo). La leche de vaca, hoy en día se ha demonizado, todo son ¨maldades ¨. Antibióticos, hormonas de crecimiento, toxinas… A su favor diré, que es un alimento natural, rico en nutrientes, y que sobre todo hay que tener en cuenta  que en los niños no debe ser ¨canjeable¨ por bebidas vegetales. 

Si bebes leche de vaca, compra la versión ecológica y/ o prueba también  la leche de cabra. Comencé tomando la bebida de  soja de el ¨super¨, y también me llenaba de gases, además no estaba exenta de azúcares añadidos…. ¿Otro timo comercial? Así comenzó mi peregrinaje, y fui testando las diferentes leches vegetales que había en el mercado.

Aquí te muestro una comparativa ( tipos, sabores, nutrientes, modos de empleo) de las diferentes ¨bebidas vegetales¨que hay en el mercado. ¡Tu eliges!

Leche de almendras: Sabor suave, anuezado. Baja en calorías y grasas. 40 a 60 calorías por taza.  20% de la CDR recomendada de  vitamina E. Modo de empleo: Utilizar para salsas y cremas ( sabor neutro). Sustituye a la nata para elaborar platos de pasta.

Leche de anacardo: Cremosa, con un rico sabor a nuez. Muy baja en calorías. 25 calorías por taza. Contiene 45% CDR de calcio. Modo de empleo: Utilizar en recetas de helados, batidos o aderezos para ensaladas hechas en casa ( en sustitución del yogur), o para espesar el puré de patatas.

Leche de coco: Fuerte y sabrosa , con un sabor pronunciado a dulce de coco. Alta en grasas saturadas (4 g por taza) en comparación con otras leches vegetales. Algunas marcas contienen 30% de la CDR de vitamina D y 50% de la CDR de vitamina B12 por ración. Las leches de coco enlatadas y las cremas de coco son significativamente más altas en calorías y grasas que las que se comercializan en cartón. Revisa las etiquetas; algunas marcas también añaden almendras y arroz. Modo de empleo: No es para beber directamente. Ideal para platos picantes, asiáticos, currys, helados, pasteles y muffins.

Leche de cáñamo: Un poco granulosa, con un sabor muy suave a hierba fresca y sutiles toques de granos. Una taza contiene aproximadamente 80 calorías y 8g de grasa total , la mayoría de ella grasas poliinsaturados (omega-3). Habitualmente contienen 30% de la CDR de calcio y 25% de la CDR de vitamina D por taza. Modo de empleo: mejor en recetas para complementar textura y sabor : galletas de avena, especias o tartas con chocolate elaboradas con harina de avena. Sabías que…el cáñamo suprime naturalmente las malas hierbas, requiere de poca agua, se puede plantar densamente , y absorbe el dióxido de carbono, por lo que es uno de los cultivos más ecológicos del mundo.

Leche de lino: Sabor suave a nuez. Cerca de 50 calorías, con 2 g de grasa saturada y 5 gr de proteína por cada taza. Modo de empleo: Utilizar en recetas que no requieren hervido o altas temperaturas, tales como batidos, helados, y en huevos revueltos para un sabor extra cremoso.

Leche de soja: Fuerte, con un sabor notablemente a legumbre. Una buena fuente de potasio, la mayoría de marcas contienen 9 a 13% de la CDR por cada taza. Modo d empleo: Utilizar en recetas en una textura cremosa, cremas, gratinados y salsas. No es la leche ideal para beber, ya que se debería hervir para que fuera digerible. Cuidado en estomago delicados,con  tendencia a acumular gases,en personas con  problemas de fertilidad y en trastornos tiroideos.

Leche de avena: Sabor ligeramente dulce. Más alta en calorías y azúcares que otras leches. Contiene de 2 a 4 g de fibra y 35% CDR de calcio por taza. Ideal en recetas de panes , junto con harina de avena, y como crema para el café o el té. Es mi favorita!!! Me encanta tomarme un vaso de leche de avena fría antes de irme a dormir.

Leche de semilla de girasol: Muy cremosa, con sabor pronunciada a nuez. Contiene 50% de la CDR de vitamina E, además de 60% de de fósforo y 30% de calcio por taza. Se puede beber directamente, verter sobre cereales o müeslis o mezclar en batidos.

Leche de arroz: Sabor cremoso y dulzón La propiedad más llamativa e interesante es su gran digestibilidad. De hecho, es una de esas bebidas que se pueden consumir cuando el cuerpo está muy revuelto y no admite ningún alimento. Yo la uso cuando mi hijo tiene gastroenteritis ¨de la guarde¨. Modo de empleo: En todo tipo de trastornos gastrointestinales, como gastritis, acidez, vómitos, enfermedad de Crohn, colon irritable, gastroenteritis… la leche de arroz nos proporciona una serie de nutrientes muy beneficiosos sin requerir grandes esfuerzos metabólicos por parte del organismo. ¡ Atención!: Lee detenidamente las etiquetas para no encontrarte estos ingredientes añadidos a las leches vegetales.

Carragenatos. Es un tipo de alga roja, que se emplea para dar más cuerpo a la leche. Hay estudios que revelan que pueden ocasionar inflamaciones intestinales.

Azúcares. Algunas leches tienen más de 16 gr de azucares añadidos, incluidas las catalogadas “originales”. Busca versiones sin azúcares añadidos.

Goma guar. Importada de la India, se usa para emulsionar, pero hay muchas personas a las que les provoca malestares digestivos. Tip: Te animo a que las hagas en casa…son una delicia!!!. CDR = Cantidad diaria recomendada. Una taza = 200 cc

¿Cuántas de nosotras no hemos pasado una temporada cenando sólo ensaladas para bajar de peso sin resultado alguno?

Durante la consulta, al hacer la encuesta sobre los hábitos de alimentación os pregunto que ponéis en la ensalada.

Respuesta: atún, huevo duro, palitos de cangrejo, mozarella, queso de rulo de cabra ( a veces empanado), pollo en tiras, pavo en daditos, tacos de jamón york, cebollla caramelizada o tostada, nueces, aguacate, semillas de girasol, de calabaza, pasas, manzana, legumbres, arroz, pasta… todo esto va aliñado con un generoso chorro de aceite, vinagre de módena o salsa de yogur…

¡Perdón! ¡Se me olvidaba la lechuga y el tomate!

¿ De verdad crees que estas ensaladas te ayudan a depurarte y a perder peso?

Aquí tienes en cinco pasos como hacer una ensalada ligera, rica en fibra y en nutrientes saludables.

Ponemos una base de verduras de color verde oscuro, lechugas de todo tipo, canónigos, berros, hojas de diente de león, espinacas… Mejor con verduras frescas, y no las que venden cortadas ya en bolsas, con escaso valor nutritivo.

Elegimos vegetales de temporada, frescos, de la región y mejor si son de cultivo ecológico o de huertos de confianza… Tomates, pepinos, pimientos, zanahorias, brécol crudo, calabacín en laminas, champiñones, algas…

No mezclar frutas con verduras. No añadir proteínas de origen animal ( quesos, embutidos, huevos), pescados en conserva, salsas prefabricadas, cereales refinados…

Añadimos una única fuente de grasas de buena calidad: aguacate, nueces, semillas, aceitunas.

Aliñamos con una cucharada sopera de aceite de oliva de primera presión en frío, vinagre de manzana o zumo de limón, sal del Himalaya y hierbas frescas o secas.

Y sobre todo no nos olvidamos de ¡MASTICAR!

¿Qué lleva tu ensalada de hoy?

 

Si te gusta el post comparte. ¡Gracias!

 

¿De contar calorías? ¿De pasarte los días muerta de hambre a base de lechuga y pechuga? ¿O de gastarte el dinero en pastillas milagrosas ¨quemagrasas¨?

Antes de tomar medidas drásticas, te propongo algo muy sencillo… Revisa tu carro de la compra!!! Aquí esta la lista de ¨caprichos innecesarios¨, productos llenos de azúcares, grasas ¨malas¨ y calorías vacías , que además de engordarte y desnutrirte, inflan la cuenta.

Lee atentamente, tacha de tu lista estos productos, elige las opciones más sanas y naturales y veras como pierdes peso sin esfuerzo, a la vez que toda la familia gana en salud.

1. Refrescos, zumos artificiales ( incluidos sin azúcar), batidos de leche. Las burbujas nos desmineralizan, llenan el estomago de gas, dificultando las digestiones. Prueba el agua con gas y una rodaja de limón hasta que te ¨desenganches¨. Los zumos artificiales sin azúcar contienen edulcorantes artificiales, en los niños puede provocar fuertes dolores de ¨tripa¨.

2. Productos light ( yogur desnatado, queso bajo en grasa, mermeladas sin azúcar, galletas sin azúcar..). Llenos de edulcorantes, colorantes y saborizantes. No sacian y estimulan el gusto por lo dulce, acabaras comiendo más y renunciando al sabor.

3. Productos lácteos: flanes, natillas, mousses de chocolate, yogures de sabores. Si te apetece tomar un postre, recurre al yogur y kefir naturales o a los quesos. El resto apenas tienen leche y si mucho azúcar. Ojo con los quesos ( me chiflan ) pero tienen mucha grasa saturada. Elige mejor los elaborados con leche de cabra.

4. Congelados: pizzas, croquetas, empanadillas. Se tarda lo mismo en hacer una ensalada, poner al vapor verduras o hacer pescado a la plancha que en freír todo esto.No hay excusas!!!

5. Pan de molde, pan tostado, palitos de pan, rosquilletas… calorías y grasas ¨a gogo¨. Lo mejor es el pan de barra, el de toda la vida, el de la panadería. En su versión integral, de centeno, espelta, con semillas. Fibra que nos ayuda a saciarnos antes. Cuidado con los falsos integrales, elaborados con harinas blancas y salvado para oscurecerlo,los reconocerás porque son muy claritos y su sabor es a pan blanco ( suelen venderse en grandes superficies).

6. Cereales de desayuno, bollería industrial. Para desayunar compra copos de avena,mueslis, pan … Sencillo y barato.

7. Picoteo (gusanitos, naranjas, frutos secos salados y tostados, patatas fritas con sabores, nachos tex mex …). ¡Colorantes, conservantes, aromas, sodio…nada que nos nutra! ¡Nada! Haz palomitas en casa, elige nachos de maíz naturales, dipea con guacamole casero y/o humus. Nada de salsas barbacoas, con queso , etc…son una bomba de calorías vacías!

8. Un clásico: no vayas a la compra con el estómago vacío, se te antojara todo…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies