LAS “BUENAS” GRASAS

 

Si claro, estarás pensando, toda la vida escuchando que las grasas son malas y que engordan una barbaridad y ahora resulta que hay grasas buenas y que además nos ayudan a perder peso… esto es una broma ¿no?

La comida light, los productos bajos en grasa, los desnatados, etc, han ocupado una parte importante del carrito del súper de todas nosotras …¿ a que sí ?. En las décadas anteriores, huíamos de todo lo que contenía grasa como de la peste… Nos lo repetían a modo de mantra desde todos los lugares… si quieres estar sana y delgada  olvídate de las grasas.

Pero ahora bien, actualmente la ciencia ha demostrado que muchas de ellas son en realidad “nuestras amigas”, mejoran la absorción de las vitaminas A, E,D, y K , nutren a nuestro cerebro, que esta compuesto en un 60 % de grasa y además nos ayudan a estar delgadas: una dieta con buenas grasas produce mas saciedad y además es más sabrosa, con lo que es menos aburrida y lleva a menos abandonos.

Pero no queda aquí la cosa, hoy en día tenemos un nuevo enemigo a batir …los hidratos de carbono… ¿no os parece una locura?, ahora todo es low carb o bajo en carbohidratos… Seamos sensatos y aprendamos a elegir según la calidad y no la cantidad… No toda las grasas son iguales, ni tampoco los hidratos (ya nos encargaremos de ellos en otro momento).

Las denominadas  grasas “trans” como las que contienen las margarina, los productos procesados y  horneados, son creadas por un proceso industrial, que transforma un aceite en algo solido, incrementando el colesterol malo y el riesgo de enfermedad cardio vascular.

En cambio, algunas de las  no menos famosas “grasas saturadas”, las mínimamente procesadas,  parecen no ser tan dañinas, proporcionando energía, formando parte  de la células y  hormonas…

En resumen debemos tomar grasas “buenas”, para sentirnos y vernos mejor.

¿ Quieres saber que alimentos contienen las mejores grasas? ¿ Que grasas te ayudan en tu dieta? ¿ Y te mantienen delgada? Pues aquí tienes la selección de los alimentos con “buenas grasas”… ¡Espero que no falten en tu cocina!

Aguacate  Esta especie a caballo entre fruta y verdura, es una fuente maravillosa de grasas monoinsaturadas, que reducen el colesterol malo y aumentan el bueno. Y aún hay más…a pesar de ser tan ricas en grasas y calorías, se ha demostrado, que comerlas ayuda a perder peso  y en especial barriga…¿ no es alucinante?. Yo tomo casi a diario aguacate, y mi tripa esta plana así que ! doy fe de ello ¡. Cambia la mayonesa por aguacate chafado en tus sandwiches y tostadas o añádelo a tus ensaladas con hierbas y limón y tendrás una salsa súper cremosa.

Aceite de coco Hace ya muchos años, cuando apenas se conocían sus propiedades, me enorgullece de haber ya escrito sobre sus bondades  y aunque tuve mis  detractores en su día, el tiempo y la ciencia me han dado la razón. El aceite de coco, es una fuente natural de grasas saturadas de  cadena media, que facilitan energía al cuerpo, y mejoran la memoria. Además contiene ácido laurico, con propiedades antivirales y antibacterianas. Elige aceite de coco de calidad (no el de la bollería industrial). Recuerda que es solido o líquido dependiendo de la temperatura exterior. En la cocina añade una cucharada de postre a tus batidos del desayuno o úsala para sellar carnes o pescados o para hacer repostería ( próximamente la receta de la tarta de queso vegana más deliciosa del mundo, elaborada con aceite de coco). Es un aliado excepcional de belleza.En  verano mantén hidratado tu pelo, poniendo un poco de aceite de coco en las puntas, antes de sumergirte en el mar o la piscina…además ¿hay algo más veraniego que su olor tan tropical?.

Nueces Si, los frutos secos tienen muchas, muchísimas calorías, además de fibra, proteínas vegetales, vitamina E y magnesio. Lo curioso es que se ha visto que los que los  consumen  a menudo en cantidades moderadas ( 5 -8 piezas), son más generalmente delgados, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovaculares y de diabetes tipo 2. Veintinueve  almendras tienen las mismas calorías que ocho  avellanas. Consúmelas antes de entrenar o como tentempié. Recuerda: sin salar, sin tostar, y mejor recién extraídas  de su cáscara.

Salmón El salmón salvaje, es una fuente excepcional de grasas, omega 3. Estas ayudan al organismo a reducir procesos inflamatorios y a disminuir el riesgo de canceres y enfermedades cardíacas .No nos olvidemos de otras fuentes estupendas como las sardinas, caballa, boquerones… En casa comemos salmón al menos dos veces por  semana (mi hijo mayor lo llama el pescado de los osos, y cree va a ser tan fuerte como ellos si lo come… ¡estoy segura de ello!). Prueba el salmón de lata, en lugar de atún para tus ensaladas, aliñado con mostaza de Dijon , hierbas y semillas de girasol..yummi, yummi. En cenas rápidas toma salmón ahumado de buena calidad y mejor si es bio, sobre unas tostaditas de pan de espeta y añade queso fresco y canónigos con una gotitas de limón…

 

¿Sabes que los pescados azules se reconocen por que su cola acaba en V?

Virginia Antón

Soy Virginia Antón y me dedico a ayudar a mujeres que han sido madres a perder peso, y a recuperar su equilibrio hormonal y emocional, ofreciéndoles un espacio donde aprender nuevas pautas de alimentación, un estilo de vida más ¨détox¨ y donde poder canalizar sus emociones. Descarga mi guía gratuita "8 claves para perder peso, después de ser mamá (sin morir en el intento)

More Posts - Website

No hay comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies