Hola bella:

¿Sabías que todas las enfermedades crónicas comparten un factor común?

Incluso los problemas de salud a pequeña escala, como el envejecimiento de la piel, el acné, el aumento de peso y el dolor en las articulaciones, pueden atribuirse a la inflamación.

Reducir la inflamación a través de alimentos y opciones de estilo de vida es una excelente manera de verte más joven, perder peso, sentirte mejor y disminuir el riesgo de enfermedad crónica.

Una dieta antiinflamatoria es uno de los pasos más importantes que puedes tomar ahora mismo para ver mejoras significativas en tu salud, mientras te proteges a largo plazo.

¿Qué es la inflamación?

La inflamación es la respuesta natural del cuerpo al estrés.

En muchos sentidos, la inflamación es necesaria y beneficiosa para nosotros.

Cuando tenemos una lesión o enfermedad, la inflamación aguda es parte del proceso que permite la reparación celular y la destrucción de patógenos que causan enfermedades.

Piensa en los ganglios linfáticos inflamados o en la forma en que tu piel se enrojece e hincha si te  ¨raspas¨ la rodilla.

Pero demasiado estrés, tanto físico como emocional, durante un período prolongado de tiempo produce un exceso o inflamación crónica.

Y la inflamación a estos niveles tiene un efecto perjudicial.

En lugar de ayudar en la reparación y recuperación, la inflamación puede causar más daño en los tejidos y debilitar el sistema inmunológico.

Desde la enfermedad cardíaca, el Alzheimer y la artritis reumatoide hasta ciertos tipos de cáncer, cada una de estas afecciones debilitantes tiene su origen en la inflamación crónica.

¿Qué causa la inflamación?

Muchos factores como el estrés, la falta de ejercicio y la predisposición genética juegan un papel aquí, pero las toxinas alimentarias y ambientales son dos de las mayores fuentes de inflamación.

Los alimentos como la canola y el aceite de maíz, los alimentos procesados, el gluten, los lácteos, el azúcar y el alcohol pueden causar una inflamación crónica con el tiempo.

Adoptar una dieta antiinflamatoria y reducir la exposición a toxinas al cambiar a productos no tóxicos para el cuidado de la piel son dos de las formas más fáciles y rápidas para reducir la inflamación.

¿Por qué una dieta antiinflamatoria es clave para la salud a largo plazo?

La transición a una dieta antiinflamatoria no tiene por qué ser complicada. Centrándote  en una deliciosa dieta rica en alimentos integrales que reducen la inflamación naturalmente desplazarás sin apenas darte cuenta a  los alimentos procesados proinflamatorios.

(más…)

Hola bella:

¿Cómo estás?
¿Sigues de manga corta?
¿Ya te has puesto la primera chaqueta?
¿O vas con el paraguas en el bolso a todos lados?

Claro, que también puede ser que, estés en el momento¨cebolla¨.

Sales por las mañanas a 7 grados y vuelves a casa con 28.
¿Te suena verdad?
A mí si, y me he ha traído de regalo un ¨resfriado pre otoñal¨.

La verdad, es que no era muy propensa, pero los dos últimos años han sido de no soltar el ¨pañuelo¨…fruto del ¨stress¨ estoy convencida.

Por eso hoy, y antes de que nos ¨frían con anuncios de medicamentos para los mocos y la tos¨, te quiero compartir unos tips para subir tu sistema inmune y dejar a los virus otoñales, ¨fuera de cobertura¨.

Incluso si terminas resfriado, ¡estas sugerencias te ayudarán a acelerar tu recuperación!
¿Quién da más?
(más…)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies