¿Estás cansada de notar que tu vida es un continuo cambio y caos?

 

¿Sientes que es el momento de empezar a cuidar de ti misma con el mismo mimo que cuidas a tu familia?

 

Quieres recuperar la vitalidad y energía que te caracteriza, ¿a qué sí?

Hola, soy Virginia Antón

Ayudo a mujeres cansadas de estar cansadas a recuperar su centro y paz interior a través de cambios de hábitos en la alimentación y estilo de vida.

Desde pequeña he sentido que vine a este planeta a cuidar. Ahora llevo 25 años dedicada al mundo de la salud y la alimentación natural. Mis bases son la nutrición, naturopatía, medicina ayurvédica y en el acompañamiento emocional mediante la aromaterapia y las flores de Bach.

 

Como tú, no he tenido una vida fácil.

 

A los 30 años tuve el síndrome de Burn Out y salí adelante gracias a la meditación, yoga, alimentación y remedios naturales. Me recuperé cuando entendí que tenía que empezar a priorizarme, atenderme y escuchar las señales que mi cuerpo me daba.

 

Cinco años después luché mucho para llegar a ser madre. Un proceso vital que me hizo abandonarme, delegar mis prioridades en los demás y perderme. Afortunadamente ahora tengo dos hijos sanos y felices, que me vuelven loca de amor.

virginia-anton-sobre-mi-2

Quiero ayudarte a recuperar tu vitalidad, peso y energía con remedios naturales y atención emocional.

 

Vas a recuperar tu verdadera naturaleza para volver a sentirte poderosa. Todo ello sin ser algo radical.

 

Yo misma soy de las que desayuna muesli y frutos rojos cada mañana y los sábados me tomo una cervecita sin sentirme culpable.

 

Quiero que logres ese equilibrio, que aprendas a vivir de manera sana sin extremismos y comiences a ver la cocina como un acto de amor propio.

Juntas vamos a conseguir que logres la mejor versión de ti misma

Vas a lograr llevar una alimentación equilibrada y respetuosa con el momento vital en el que te encuentras.

Vas a reconocer los alimentos que te suman y los que te restan energía.

Vas a aprender a elaborar recetas suculentas y rápidas que respeten tus ritmos familiares y tus gustos personales.

Vas a liberar las emociones de miedo, ansiedad, rabia y frustración a través de las flores de Bach, aromaterapia y de un acompañamiento terapéutico sin juicios.

Vas a recuperar la luminosidad en tu piel y cabello a través de los rituales de belleza y consejos de estilo de vida ecológico y sin tóxicos que voy a compartir contigo.

¿Preparada para empezar a lograrlo?

* Mi perfil más personal…

Emigré a Alemania hace 4 años y vivo aquí con mis 2 hijos.

Estoy operada de la columna por escoliosis desde los 16 años. El yoga, el pilates y el baile me han ayudado a vivir con el dolor y sobrellevarlo mucho mejor.

Me he formado como doula y asesora de lactancia.

Hago teatro como hobbie. El escenario es mi vía de escape y el lugar donde más desconecto del mundo.

Trabajé como enfermera en quirófano y urgencias. Incluso me atreví a ser jefa de enfermeras de un equipo de más de 70 personas.

Siento una auténtica pasión por la nutrición y la alimentación. Estudiarlo me ayudó a entenderme, ya que desde joven se me fue de las manos el bajar de peso y estuve a punto de caer en un trastorno de alimentación.

Me salvó el hacerme vegetariana pero también me di cuenta que se pueden cometer errores y acabar subiendo mucho de peso comiendo procesos veggie y refinados.

Di clases de cocina crudivegana y de alimentación energética. Me encantaría poder volver a hacerlo algún día.

“Conocí a Virginia hace un año. Me sentía agotada, con dolores de cabeza, de estómago y dormía muy mal. Con una necesidad imperiosa de sentirme bien, de cuidarme y quererme.

 

Conectamos desde el primer momento, porque no sólo hablamos de comida, sino de mí y eso me
hizo sentir muy bien. Actualmente vivo en Alemania, tengo cuatro hijos, mucho trabajo y me siento muy sola. Así que la hora de quedar con Virginia era un maravilloso tiempo para mí.

 

Desde la primera semana noté un cambio muy grande, mucha más energía, vitalidad a la vez que
perdía peso. Mi caso era especial porque tenía un bebé de 6 meses al que amamantaba, así que tenía que ingerir muchas calorías, aun así, comiendo muchísimo y riquísimo (de verdad) bajé en 5 meses 12 kilos. Me cambió la piel, el pelo me brillaba, increíble la verdad. Sólo cambiando mis hábitos. Con recetas muy sencillas y deliciosas. Descubrí mi intolerancia a los lácteos y al gluten.

 

Cuando llegué en verano a España, menudo subidón y lluvia de piropos. Me sentí muy bien, muy
ligera, muy segura muy bella. Mi hermana me dijo que hasta tenía otra mirada.

 

Ahora, con el invierno he vuelto a recaer un poquito y a abandonar algunos buenos hábitos, así es la vida, siempre cayendo y levantando. Pero ya se cuál es el camino. Gracias Virginia, de todo corazón”.
 

Estela (Alemania).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies