Te suenan las siguientes afirmaciones:
No soy  persona hasta que tomo el primer café de la mañana
Me cuesta horrores dejarlo
Sufro ¨síndrome de abstinencia¨ cuando dejo de tomarlo

No creas, que a mi me resulta fácil, incluso cuando hago détox.
Sólo imaginarme sin mi café mañanero, me dan ¨los siete males¨, y cuando lo dejo estoy tres días muerta de cansancio y con dolor de cabeza.

Es el ¨detonante tóxico¨que más me cuesta dejar, sin duda.

Eso si pasado el ¨mono¨, la sensación de ligereza mental y física es alucinante.

Si bien en mis programas DÉTOX,  aconsejo dejar de tomar café al menos 21 días, porque tiene claros efectos negativos cuando el cuerpo  intenta desintoxicarse, me consta que  mucha gente toma café ocasionalmente o diariamente.

Quizás hayas notado que puede ser difícil  dar con la ¨dosis correcta”.

Si te pasas, podrías terminar súper nervioso, con palpitaciones de corazón, caídas de energía  e incluso  más  irritable.

La buena noticia, es que hay maneras de mitigar los posibles efectos negativos del café, para que el hábito matutino sea un poco más saludable.

  Y eso es lo que vengo a contarte hoy.
(más…)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies